TOXINA BOTULINICA

Procedimiento comúnmente conocido como Botox, utilizado para reducir temporalmente la aparición de arrugas y líneas de expresión facial.

La toxina botulínica actúa sobre las fibras musculares relajándolas, lo que nos permite minimizar surcos, arrugas y pliegues.

 

Su efecto es reversible y disminuye gradualmente hasta desaparecer entre 4 a 6 meses

Estético

Terapéutico